Leyendas de Ibiza

En este apartado, comentaremos cosas curiosas, leyendas y demás historias que se cuentan con el paso de los años. Pueden ser verdad, pueden ser mentira, puede ser inventado o puede haber sucedido. Desde aquí, a continuación le dejaremos algunos fragmentos de leyendas de Ibiza que seguro despertarán tu curiosidad. El islote de Es Vedrà ha sido objeto de la gran mayoría de estas leyendas, comentarios, dejamos algunos de ellos a continuación:

Ibiza y los Ovnis

Luces curiosas sobre el mar, sonidos peculiares, avistamientos de OVNIs y situaciones de lo más extrañas. En el año 1979 sucedió, el «Incidente de Manises«, donde un avión de pasajeros en ruta comercial, que había hecho escala en Mallorca, tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en Valencia porque se vio amenazado por un objeto volador no identificado. De hecho, los testigos afirman que sucedió cuando se sobrevolaba Es Vedrà…

Es Vedrà, protagonista de las leyendas de Ibiza

Se dice también que existen zonas impregnadas de cierto magnetismo atractivo donde se experimentan sensaciones extrañas sin motivo aparente. Como no podía ser de otra forma, es Vedrà es una de ellas.

Aunque más adelante veremos que el imaginario de Ibiza se nutre de diferentes seres fantásticos, concreamente en es Vedrá se contaba que vivía un gigante al que le encantaba alimentarse de pulpos.

Tierra roja

Los fenicios creían que la isla estaba bendecida por los dioses por su tierra roja. Relacionado con este punto o no, dicen que algunas personas llevan colgado al cuello un saco con tierra de Ibiza para protegerse de las malas energías.

Ibiza y el fin del mundo

Nostradamus predijo que «Ibiza será el último refugio de la tierra». Sería un hecho extraordinario, aunque finalmente se encontró que no había pruebas. Simplemente era una estrategia turística de la agencia Imam Comunicación junto con el Ayuntamiento de San Juan. Finalmente, y aunque se aclaró el error admitiendo que era una forma más de promocionar la isla, algunos diarios propagaron la noticia, consiguiendo así el efecto propaganda deseado.

Es Vedrà (otra vez)

El sacerdote Don Francisco Palau creó el monasterio de la zona de Es Cubells y se dice que registró un gran número de apariciones y seres luminosos extraterrestres en las cercanías de es Vedrà.

Hace muchos años, existía allí una gran ciudad que hoy yace demolida debido a un gran cataclismo. Por ese entonces existía la diosa Tanit y los monstruos marinos compartían existencia con la gente que vivía en la ciudad, ya que estos nunca se acercaban a la costa. Pero un día llegaron dos enormes bestias marinas y una pequeña. El monstruo se enamoró de Tanit y se quedó completamente quieto delante de la Ciudad para poder observarla cada día. El pequeño monstruo se quedó dormido y el tercero que era la madre, se fue muy triste a otro lado del pequeño mar.

Se dice que el grande y el pequeño dormido, todavía siguen contemplando a Tanit, se llaman «Es Vedrà» y «Es Vedranell», hoy ya convertidos en roca. Respecto a la ciudad, lo poco que queda de ella ya, se pueden ver pequeños restos, todo lo demás fue arrastrado al mar con el paso de los años…

Fiestas de mayo

En Santa Eulalia, se cuenta que hace muchos años, el primer domingo de Mayo se celebraba una misa en una capilla situada encima de los acantilados más allá del puerto y que una vez finalizada la misa, nada más salir la última mujer, una señora muy vieja que apenas podía andar, la capilla se vino abajo cayendo el campanar al mar. Se dice que a día de hoy cuando pasan los barcos aun se escucha el badajo de la campana repicar contra esta. Los Santa Eulalienses desde ese día celebran una gran fiesta el primer domingo de Mayo de cada año.

Los duendes de Ibiza

Entre todas las leyendas de Ibiza, llama la atención las referidas a los pequeños seres mitológicos que ya forman parte del imaginario de los isleños. Conviene ir con los ojos bien abiertos por si nos encontramos a algunos de ellos 😉

Fameliars

Cuentan historias de la existencia de los fameliars. Una especie de pequeños y feos duendes. Para poder verlos, tendremos que ir el día de San Juan al puente de Santa Eulalia. Ese mismo día, nace una hierba fantástica que desaparece muy rápidamente y de ella surgen a veces los fameliars. Si se establece contacto con un fameliar, este nos exigirá «feina o menjar«, que en castellano sería algo así como trabajo o comida y es que cuenta la leyenda que estos bichos solo están tranquilos comiendo o trabajando y de lo contrario son muy muy muy molestos.

Barruguets

Existe otro ‘bicho’ mitológico en la isla y es el barruguet. Pequeño, con mucha fuerza y muy escurridizo. Su único trabajo es hacer travesuras a todo lo que le rodee. Suelen vivir en pozos y cisternas. Se dice que cuando no se consigue hacer algo cotidiano, es por culpa de algún barruguet que se aburre.

Crespells

También se cuenta que existen los crespells, una especia que solo existe en Sa Cova des Crespells, cerca de la zona de Buscastell. Se supone que dentro viven 7 crespells pequeños y uno grande, con una piel arrugada, sin parar de gruñir y echando fuego por los ojos.

La gran mayoría de estas leyendas o historias que se contaban al final podían ser fruto del propio miedo de la gente, el aburrimiento y la inventiva, o bien ser contadas con la finalidad de que los niños no se alejaran de casa cuando salían a jugar.